miércoles, 6 de febrero de 2008

La mancha venenosa

Vamos a jugar a la mancha venenosa!!!
No mejor no...
La mancha venenosa, o la mancha, era uno de mis juegos favoritos cuando era chica, si eras el portador de la mancha, entonces tenias que correr a otros y si alcanzabas a tocar a alguno, entonces, el que tenia el problema encima era el otro.
Muchos años pasaron y ya ya la verdad que a esta altura de mi vida jugar a la mancha venenosa no me cabe ni un poco. Sobre todo cuando el portador es uno solo y tiene mas agresividad que una cobra entrenada.
Mis amigos, tratar de escupir veneno a otros todo el tiempo, llevarles la contraria por deporte, denota una inseguridad importantisima.
Pero como yo no soy la terapeuta de nadie y poco me interesan los defectos sobre la seguridad de alguna pobre gente, que necesita reafirmarse constantemente atacando a los otros, lo unico que puedo decir es que es muy molesto, MUY molesto.
Imaginense una conversacion con una persona asi, uno siempre tiene que tener puesta una mascara contra el acido que brota de su lengua.
Mi mascara en esta oportunidad, fue una sonrisa.
Un consejo, es insoportable entre seres humanos adultos jugar a la mancha venenosa y querer tenerla siempre uno, claro..

1 comentario:

Señor Rojo dijo...

Mis amigos y yo le llamábamos a ese juego "la peste".